¿Conoces los tipos de cuero?
Sin categoría

¿Conoces los tipos de cuero?

Los bolsos pueden estar hechos de muchos materiales: tela, rafia, mimbre, ganchillo, lana, cuero, etcétera. En función del conjunto que llevemos y de la situación en la que nos encontremos, quizá nos decantemos por un tipo u otro para completar nuestro estilo.

Hemos recibido muchas preguntas acerca del cuero que utilizamos en Ginok y creemos que es de suma importancia para el consumidor conocer la materia prima de la que están hechos nuestros productos.

Decir que un bolso está hecho de cuero, dice muy poco. ¿Qué tipo de cuero? ¿Cómo ha sido procesado ese cuero? ¿Por qué el cuero de un bolso es más rígido que otro? ¿Te has preguntado, alguna vez, si realmente sabes qué tipo de cuero conforma tu accesorio? En este artículo te vamos a contar algunas curiosidades.

Si alguna vez has tocado vacas, cabras o cerdos, por ejemplo, habrás notado, al tacto, que sus pieles son muy distintas. Lo que proporciona esa diferencia es el pelo de los animales que, a su vez, dotará al cuero de nuestros bolsos de unas características u otras.

Por ejemplo, has notado que no todos los bolsos tienen la misma dureza (algunos mantienen su forma rígida, otros presentan más flexibilidad, mientras que otros son fácilmente moldeables). Ello se debe directamente al tipo de animal del cual procede el cuero. Los bolsos que presentan una determinada rigidez y poca flexibilidad provienen de las vacas.

Pero no solamente la piel de vacuno proporciona rigidez a un bolso, sino también la piel de cerdo. ¿Cuál es la manera de diferenciarlas? Muy sencillo, la piel de vaca presenta unas marcas superficiales, parecidas a los arañazos, mientras que la piel de cerdo se caracteriza por unos agujeritos muy pegados, lo que hace que, visualmente, parezca muy porosa (echa un vistazo a las imágenes de abajo). Por otro lado, la piel de vaca es más suave al tacto que la piel de cerdo. A pesar de estas pequeñas diferencias, ambas pieles confieren los bolsos más duraderos del mercado.

Piel de vaca

Piel de cerdo

En el extremo contrario, el de las pieles finas, elásticas y flexibles, tenemos la de cabra y la de oveja. La primera es muy resistente mientras que la segunda es más fina y tiene menos brillo. Si observáis el aspecto de ambas, notaréis ciertas diferencias en la composición de los granos en la piel; la piel de cabra tiene unos granos grandes y otros más pequeños alrededor, mientras que la piel de oveja se caracteriza por un patrón no uniforme en sus granos, más abierto y más aleatorio en su distribución. Te mostramos dos imágenes para que aprecies la diferencia.

Piel de cabra

Piel de oveja

Existen muchos otros tipos de cuero, procedentes de diversos animales como los cocodrilos, caballos, nutrias, etcétera, pero queríamos ofrecerte una distinción entre los tipos básicos de cuero que podrás encontrar, con total seguridad, en casi cualquier ámbito de la marroquinería.

Has de saber que los tipos de pieles se utilizan en función del bolso que se pretende fabricar y las características que queramos que tenga. Si queremos un bolso para llevarlo todos los días y que nos ofrezca un estilo casual, seguramente apostemos por materiales de cabra o de oveja, y no tanto por aquellos que provengan de animales como el cerdo que nos ofrece mucha resistencia, adecuándose más a un estilo formal o elegante.  La piel de vaca, que es la que nosotros utilizamos, puede procesarse de tal manera que sea más flexible a la hora de manipularla, pero esto, te lo contaremos otro día.

Ahora que conoces que hay varios tipos de cuero que ofrecen un estilo u otro a tu bolso, ¿te has preguntado qué técnicas se utilizan para convertir la piel del animal en el cuero que llega a nuestras manos? ¿Cómo se tiñe el cuero? ¿Existen distintas técnicas de tinción según el animal del que provenga? ¿Qué es el charol? Te lo contaremos en nuestro próximo blog, así que,

¡no te pierdas nuestra newsletter!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.